Con más de 50 personas conectadas de manera remota, la CORPROA realizó la quinta videoconferencia –en el marco de la pandemia provocada por el COVID-19- destinada a entregar herramientas y conocimientos tanto como a sus socios y la comunidad en general. El tema tratado en esta oportunidad no solo hizo viajar a los participantes hasta 1834 cuando el científico británico Charles Darwin visitó nuestra región, sino que también profundizó en el potencial que el patrimonio paleontológico y la historia natural de Atacama ofrece como opción de desarrollo económico, social y cultural.

La presentación estuvo a cargo del gerente general de la Corporación de Investigación y Avance de la Paleontología e Historia Natural de Atacama, Pablo Quilodrán, quien sostuvo que “esto es posible, porque tenemos una riqueza paleontológica inigualable que no se compara con ningún otro sector del país y con características que la distinguen a nivel mundial tanto en la riqueza, diversidad y, sobre todo, en la conservación de lo que quedo plasmado en las rocas”.

El experto agregó que “a partir de esto, proponemos transformar a la región de Atacama en un laboratorio natural donde se haga investigación científica que entregue y empuje el desarrollo de distintas industrias, principalmente el turismo, y también los servicios como la hotelería, restoranes y todo lo tiene que ver con la industria creativa asociada a un museo y exposiciones de alta calidad  y la educación, pues tenemos el potencial para convertirnos en un polo de desarrollo de las ciencias en el área dentro de Chile a todo nivel”.

Para Quilodrán, “es el momento que Atacama tome el desafío de hacerse cargo. Hasta ahora hemos encontrado a punta del iceberg, pero si hacemos más investigación y de manera sistemática vamos a encontrar grandes hallazgos, por lo pronto me atrevería a profetizar un dinosaurio bastante completo al interior de Copiapó, restos en Bahía Inglesa de ballenas o tiburones extintos, pero además de la paleontología, están los hallazgos que han hecho los geólogos que han encontrado evidencias de antiguos mega tsunamis o mega terremotos o elementos que están encontrando los micro biólogos que estudiando las lagunas Alto Andinas, han encontrado bacterias que llevan existiendo miles de millones de años”.

La Corporación Paleontológica es una institución de derecho privado, sin fines de lucro, creada por el Core en asociación con entidades privadas que busca proyectar a la región como un epicentro o un referente del quehacer paleontológico, científico y turísticos para potenciar este laboratorio natural. Está integrada por una asamblea de socios y dirigida por un directorio de nueve miembros liderada por el Intendente de Atacama y la CORPROA es miembro.

Para Patricio Urquieta, Intendente de Atacama, “la experiencia y los esfuerzos que está realizando el gobierno a través de la Corporación Paleontológica es reunir a un conjunto de organizaciones públicas y privadas que están interesadas en que esto se convierta en una nueva oportunidad para Atacama”.

Añadió que “han sido muchos años de esfuerzo por posicionar a Atacama como un polo turístico, por desarrollar actividades económicas en torno a bellezas naturales y ser protagonista de la matriz productiva, lamentablemente aún no hemos podido dar el salto que nos identifique, hoy estamos frente a una iniciativa que se construye en base a la convicción del gobierno de que, si somos capaces de revertir esos esfuerzos infructuosos, nos volveremos protagonistas de los desafíos del mundo moderno y que puede despertar el interés por la ciencia de las nuevas generaciones”.

Finalmente, Daniel Llorente, presidente de CORPROA, sostuvo que “Atacama es una región maravillosa que esconde muchos secretos y entre ellos, uno de los más impresionantes es el recurso paleontológico que tenemos. Existen esfuerzos por ponerlo en valor que claramente es un elemento de desarrollo para la región, si bien es un terreno aún desconocido, seguiremos trabajando para potenciar este recurso increíble”.