Esta semana comenzó la entrega de ayuda solidaria en Atacama, en el marco de la campaña organizada por la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), coordinada en la región por CORPROA, denominada SiEmpre por Chile-Caja de Alimentos. Las primeras familias beneficiadas corresponden a diversos pueblos y localidades de las comunas de Alto del Carmen, Huasco y Vallenar,

A la fecha, se han repartido más de 170 cajas, de un total de 3.100 aproximadamente, lo que beneficiará a más de 2.900 familias de la región, toda vez que la ayuda solidaria se extenderá hasta las comunas de Caldera, Chañaral y Diego de Almagro en los próximos días.

Tanto CORPROA como la CPC reconocen que se está frente a una crisis que solo se logrará superar con unidad y fortaleciendo confianzas, con solidaridad y colaboración, pues “no solo se trata de una crisis sanitaria, la profunda recesión económica que ya está entre nosotros, aumentará y se hará sentir con especial crudeza en nuestra población más vulnerable”.

En ese sentido, el presidente de la CPC, Juan Sutil, añadió que “las empresas y empresarios quisimos dar un nuevo paso, actuando con urgencia para que las familias más vulnerables cuenten con aportes en alimentos en este duro momento.  Para eso, el Ministerio de Desarrollo Social nos pidió ayudar a las 125.000 familias que ellos catalogan como los más vulnerables de Chile”.

A su turno, el presidente de la CORPROA, Daniel Llorente, sostuvo que “nuestro propósito como empresas, empresarios y sociedad civil de Atacama, y a lo largo de todo Chile, es unirnos bajo la causa Siempre-Solidaridad e Innovación Empresarial, en una cruzada solidaria con la meta de entregar cajas de alimentos. Para lograrlo, hemos invitado a diferentes empresas de la región para que repartan las cajas de alimentos en las comunidades que les son cercanas emocional o geográficamente”.

La idea es justamente que las propias empresas juntos a ONGs, entreguen las cajas con alimentos a las familias, con la colaboración de sus trabajadores y voluntarios. Con esto también se fortalece el vínculo con la comunidad o territorio donde cada una opera como ha quedado demostrado en la gran receptividad y agradecimiento de las familias que han sido visitadas en el Huasco.

En ese sentido, Patrick MacNab, gerente de Gerente de Sustentabilidad CMP, señaló que “nuestra empresa siempre ha estado dispuesta a ayudar a nuestros vecinos, con iniciativas propias en la medida de nuestras posibilidades y, en este caso, hemos estado desde el primer momento con muchas ganas de participar en esta campaña del empresariado chileno y de Atacama. Sabemos que nuestros vecinos están pasando momentos de apremio y nos hacemos participe de ese sentir, por eso trabajaremos para paliar, en algo, esa situación y páralo cual siempre estaremos disponibles”.

Para Giovanni Vincezot, gerente general de Nutriser, empresa que trabajó como a codo con NuevaUnión en la entrega de las cajas en Alto del Carmen, “ha sido muy satisfactorio proporcionar esta ayuda, una porque aportamos al bienestar de familias vulnerables y dos porque los alimentos los hemos adquirido a proveedores locales. La gente está muy agradecida y lo ha hecho sentir a los voluntarios que nos están colaborando.

También participan de esta iniciativa Apeco, Cámara Chilena de la Construcción, Candelaria, Kinross, Gold Fields, Mantos Copper, Caserones, Nueva Atacama, Pucobre, Atacama Kozan, Carola y Agua Vida.