El pasado miércoles, la Sociedad de Fomento Fabril oficializó el nuevo Comité Ejecutivo que acompañará a Bernardo Larraín, titular de la entidad, por el resto de su ejercicio al mando de la SOFOFA. En su equipo, figura Daniel Llorente, presidente de la CORPROA, quien hasta antes de la fecha mencionada ocupaba el cargo de consejero regional del gremio nacional.

“En los momentos malos es cuando hay que estar disponible. Hoy los gremios deben asumir la función de apoyar con su esfuerzo, sus ideas, su flexibilidad, capacidad de organización, trabajo en equipo y su posición independiente. Un gremio debe ser una voz confiable a la ciudadanía, debe velar por sus asociados, sus colaboradores, sus comunidades, en un marco de respeto, solidaridad y amor por Chile”, sostuvo el líder empresarial de Atacama tras ser convocado como consejero gremial.

Respeto a por qué decidió asumir este cargo en medio de una crisis, Llorente fue claro: “Cuando uno representa a los gremios es porque entiende que te toca servir a los demás en esta vida, entiende que es en los momentos malos cuando hay que estar disponible, en mi caso presido un gremio en una región que normalmente se ve complicada por diversos factores, una región generosa que aporta mucho al país. No obstante, tiene muchas carencias las que deben ser superadas con el trabajo de todos, lo que constituye en sí, en un gran ejercicio para superar las crisis, para mi es un honor ser considerado, mas aún en tiempos complejos, vine a colaborar con nuestro gremio y con la gestión de su presidente”.

Larraín por su parte, dijo que estos cambios se deben principalmente a “una reflexión consensuada con quienes dejan de integrarlo, asociada a que en instituciones como Sofofa es fundamental que sean muchos quienes se activen y comprometan en distintos momentos. Sólo así es posible compatibilizar el rol gremial con el irreemplazable rol empresarial que nuestros consejeros tienen”.
Junto a ello, el presidente del gremio nacional hizo un llamado a actuar y proponer iniciativas en tres espacios: primero, la emergencia sanitaria, económica y social actual; segundo, la recuperación económica y social que se necesitará; y tercero, los desafíos de largo plazo en los ámbitos económico-social y político-institucional que habrá que enfrentar.

“Los cambios que estamos viviendo desafían al Estado, sus instituciones y regulaciones, como también a las empresas y a la sociedad civil”, señaló Larraín, quien agregó que la agenda de su último año liderando el gremio “integra un importante componente de adaptación a este nuevo contexto”.

El instrumento de Corfo,que será implementado por Corproa, tendrá cobertura en las comunas deVallenar, Freirina, Huasco y Alto del Carmen.

 

Un trabajo conjunto entre Corfo y Corproa  -como Agente Operador Intermediario- busca apoyar a las pequeñas y medianas empresas de la Provincia del Huasco. Se trata del programa Acelera Huasco, mecanismo que pretende agilizarel crecimiento de las pymes que cuenten con el potencial de escalar y que pertenezcan a las cuatro comunas de la provincia, gracias a la articulación de redes de apoyo e integración entre actores públicos y privados.

 

Se estima que serán másde 200 empresas las que se verán beneficiadas gracias a este programa, por medio del mejoramiento de la competitividad y sostenibilidad, fomentando la agregación y retención de valor.En resumen, Acelera Huasco busca entregar apoyo técnico como asesorías, capacitación, mentoría, coaching de negocios, integración a programas de financiamiento, entre otros, para que empresas de la provincia puedan acelerar su crecimiento. Además,se espera lograr un número promedio de 25 empresas que puedan desarrollar un plan de aceleración de alto impacto, lo cual será clave para su consolidación y desarrollo en el mediano y largo plazo y, por consiguiente, tendrá una positiva consecuencia en la generación de empleo.

 

“El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera ha impulsado una serie de acciones destinadas a fortalecer el fomento productivo en nuestro valle del Huasco, y hoy más que nunca, nuestras empresas requieren de apoyo para fortalecer sus negocios y así hacer frente a los desafíos que impone esta pandemia. Es por ello, que impulsaremos con fuerza este programa para lograr avanzar y que la economía de nuestra provincia pueda salir adelante”, expresó la Gobernadora de la Provincia del Huasco, Nelly Galeb.

 

Tanto Corfo como Corproa asumen el desafío de apoyar y coordinar una articulación de la Red de Fomento Provincial, junto a los cuatro municipios de la provincia, la Gobernación Provincial, el Gobierno Regional de Atacama y diversos servicios públicos tales como Sercotec, Indap, Fosis, Sernapesca, Sernatur y el Centro de Desarrollo de Negocios de Vallenar, entre otros. Esta red será liderada por el Seremi de Economía Fomento y Turismo de la Región de Atacama, Manuel Nanjarí Contreras.

 

“Con este programa buscamosampliar la base del tejido productivo empresarial, a través del incremento de la competitividad y sostenibilidad de las empresas de la región de Atacama, principalmente en lugares y/o sectores alejados, los que requieren de nuestro apoyo e impulso. Esta iniciativa fue presentada a la Red de Fomento de la Provincia, antes del inicio de esta pandemia y ahora en estos difíciles momentos cobra aún más urgencia su puesta en marcha, puesto que, las empresas locales ahora más que nunca requieren de la mano amiga del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, y de esta manera respaldar, y apoyar la reactivación económica del clúster microempresarial y contribuir para mejorar la calidad de vida de los emprendedores en esta crisis sanitaria ”, declaró el Seremi de Economía.

 

En tanto, la directora regional de Corfo, Silvia Zuleta, explicó que “a través de esta iniciativa queremos aportar al crecimiento de las empresas que, teniendo el potencial de crecer, no lo han podido hacer por estar alejadas de los polos de desarrollo. Este programa tiene en su espíritu llegar directamente a las pymes con asistencia y acompañamiento directo, llevando las herramientas necesarias que les permita hacer crecersus negocios y mantenerse en el tiempo. Una necesidad que hoy cobra una mayor urgencia”.

 

En tanto, el Presidente de Corproa Daniel Llorente, destacó que “el Acelera, donde nuestra Corporación, como operador de Corfo, será parte activa, es un programa de gran utilidad e impulso para cerca de 200 empresas de la Provincia del Huasco que los acompañará por 12 meses. Creemos que esta iniciativa de Corfo está en la línea de preparar a los emprendedores para lo que son los nuevos negocios y los nuevos tiempos para hacer empresa”.

Además, agregó que se invitará a participar de esta red a representantes de la banca local, cooperativas de ahorro y crédito y otras instancias de financiamiento (público y privado) para acercar las fuentes de obtención de recursos.

 

Finalmente, cabe mencionar que el programa constará de tres etapas, integrando un trabajo colaborativo desde la oficina provincial de Corproa en Vallenar y la asistencia individual de cada empresario o empresaria participante del Acelera Huasco, para lo cual se está planificando el desarrollo de las acciones a ejecutar bajo todos los protocolos de seguridad que la contingencia sanitaria así lo requiere.

Antecedentes Generales

Por lo acontecido en la Región de Atacama, aluviones de enero de 2020, la actividad económica de la provincia de Chañaral y Copiapó, comienza a recuperar el ritmo a través de sus empresarios y emprendedores que no obstante, haber resultado afectados en sus instalaciones, condiciones de mercado, baja en la demanda de sus servicios entre otros efectos, ven en la renovación y mejora de sus herramientas de trabajo y el fortalecimiento de sus competencias,  la  oportunidad de  consolidar esta recuperación.

Esta situación es la que identifica a un grupo de empresarios especialmente, de diversos rubros de ambas provincias.

Los empresarios postulantes considerados en este programa, requieren recuperar su capacidad productiva ya sea potenciando su infraestructura y equipamiento, siendo más eficientes y más competitivos con menores costos por reparación y mantención de sus vehículos, equipos más productivos, que cumplan con los requerimientos de sus clientes y/o sean más eficientes (mayor relación producción vs. costos).

Los beneficiarios son empresarios de la provincia de Chañaral y Copiapó. Todos dueños de sus empresas y que han retomado las actividades por sus propios medios, continuando con la atención a sus clientes, recuperando infraestructura y equipos, buscando y retomando contratos, diversificando y/o complementando sus actividades.

El foco del proyecto busca fortalecer las competencias de los beneficiarios en la debilidad más frecuentemente, detectada en el sector, la gestión del negocio.

Adicionalmente, se apoyará rehabilitación y mejoras en infraestructura y equipos utilizados en la actividad económica de cada uno, orientada principalmente, a cumplir con lo requerido por sus clientes y mercado.

 

Para conocer los términos de referencia haga clic aquí

 

Antecedentes Generales

Por lo acontecido en la Región de Atacama, aluviones de enero de 2020, la actividad económica de la provincia del Huasco, comuna de Alto del Carmen, comienza a recuperar el ritmo a través de sus empresarios y emprendedores que no obstante, haber resultado afectados en sus instalaciones, condiciones de mercado, baja en la demanda de sus servicios entre otros efectos, ven en la renovación y mejora de sus herramientas de trabajo y el fortalecimiento de sus competencias,  la  oportunidad de  consolidar esta recuperación.

Esta situación es la que identifica a un grupo de empresarios especialmente, de diversos rubros de la provincia del Huasco.

Las empresas pequeñas son por excelencia un motor de reactivación, genera movimiento en otros rubros de la economía como el comercio, alimentación, alojamiento, entre otros.

Los empresarios postulantes considerados en este programa, requieren recuperar su capacidad productiva ya sea potenciando su infraestructura y equipamiento, siendo más eficientes y más competitivos con menores costos por reparación y mantención de sus vehículos, equipos más productivos, que cumplan con los requerimientos de sus clientes y/o sean más eficientes (mayor relación producción vs. costos).

Los beneficiarios son empresarios de la provincia del Huasco. Todos dueños de sus empresas y que han retomado las actividades por sus propios medios, continuando con la atención a sus clientes, recuperando infraestructura y equipos, buscando y retomando contratos, diversificando y/o complementando sus actividades.

El foco del proyecto busca fortalecer las competencias de los beneficiarios en la debilidad más frecuentemente, detectada en el sector, la gestión del negocio.

Adicionalmente, se apoyará rehabilitación y mejoras en infraestructura y equipos utilizados en la actividad económica de cada uno, orientada principalmente, a cumplir con lo requerido por sus clientes y mercado.

 

Para conocer los Términos de Referencia haga clic aquí

Los avances en la tecnología, el desarrollo de una nueva cultura empresarial propia de los efectos de la globalización y los cambios en los modelos de negocio, están propiciando un fenómeno cada vez más fuerte, relacionado con el descubrimiento de una identidad propia y única de los países en el entorno empresarial.

De acuerdo a la Organización Mundial del Turismo (OMT), la llegada de turistas a nivel mundial aumentó por séptimo año consecutivo en el año 2016, llegando a alcanzar la cifra de 1.235 millones. Proyectando un crecimiento a 1.800 millones para el año 2030.

Luego de haber sido catalogado por tercer año consecutivo como el mejor destino de turismo aventura en Sudamérica, Chile comienza a posicionarse dentro del turismo internacional y el Desierto de Atacama presenta gran potencial.

El programa busca dejar las capacidades instaladas en el grupo de empresarios turísticos para la exportación de su oferta hacia el mercado regional (Brasil). Para ellos busca ejecutar dos programas de formación, uno en transformación digital y el segundo en diseño de oferta turística, que permita empaquetar la oferta a comercializar.

La ventaja central que hace atractivo desarrollar esta zona para turismo de intereses especiales, es que ya poseen una base en infraestructura de alojamiento, gastronomía, y actividades outdoor, que se suman al patrimonio turístico natural (3 Parques Nacionales, 1 Reserva Nacional) y cultural.

 

Términos de referencia:

Para conocer los Términos de referencia haga clic aquí.