El pasado miércoles, la Sociedad de Fomento Fabril oficializó el nuevo Comité Ejecutivo que acompañará a Bernardo Larraín, titular de la entidad, por el resto de su ejercicio al mando de la SOFOFA. En su equipo, figura Daniel Llorente, presidente de la CORPROA, quien hasta antes de la fecha mencionada ocupaba el cargo de consejero regional del gremio nacional.

“En los momentos malos es cuando hay que estar disponible. Hoy los gremios deben asumir la función de apoyar con su esfuerzo, sus ideas, su flexibilidad, capacidad de organización, trabajo en equipo y su posición independiente. Un gremio debe ser una voz confiable a la ciudadanía, debe velar por sus asociados, sus colaboradores, sus comunidades, en un marco de respeto, solidaridad y amor por Chile”, sostuvo el líder empresarial de Atacama tras ser convocado como consejero gremial.

Respeto a por qué decidió asumir este cargo en medio de una crisis, Llorente fue claro: “Cuando uno representa a los gremios es porque entiende que te toca servir a los demás en esta vida, entiende que es en los momentos malos cuando hay que estar disponible, en mi caso presido un gremio en una región que normalmente se ve complicada por diversos factores, una región generosa que aporta mucho al país. No obstante, tiene muchas carencias las que deben ser superadas con el trabajo de todos, lo que constituye en sí, en un gran ejercicio para superar las crisis, para mi es un honor ser considerado, mas aún en tiempos complejos, vine a colaborar con nuestro gremio y con la gestión de su presidente”.

Larraín por su parte, dijo que estos cambios se deben principalmente a “una reflexión consensuada con quienes dejan de integrarlo, asociada a que en instituciones como Sofofa es fundamental que sean muchos quienes se activen y comprometan en distintos momentos. Sólo así es posible compatibilizar el rol gremial con el irreemplazable rol empresarial que nuestros consejeros tienen”.
Junto a ello, el presidente del gremio nacional hizo un llamado a actuar y proponer iniciativas en tres espacios: primero, la emergencia sanitaria, económica y social actual; segundo, la recuperación económica y social que se necesitará; y tercero, los desafíos de largo plazo en los ámbitos económico-social y político-institucional que habrá que enfrentar.

“Los cambios que estamos viviendo desafían al Estado, sus instituciones y regulaciones, como también a las empresas y a la sociedad civil”, señaló Larraín, quien agregó que la agenda de su último año liderando el gremio “integra un importante componente de adaptación a este nuevo contexto”.

El estallido social y los efectos de la crisis sanitaria, seguirá golpeando a la economía chilena, principalmente en la recuperación de empresas y emprendedores afectados, además del comercio exterior ante las restricciones sanitarias y las nuevas prioridades del país. En el plano regional, de no activarse nuevos proyectos en Atacama -considerando la gran incidencia de la minería- no se lograrán generar puestos de trabajo en el corto plazo y dinamizar a otros sectores como el comercio, la construcción, el transporte, energía, entre otros.
A este escenario, debe agregarse el estado de Excepción Constitucional que derivó en que el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) tomase medidas de seguridad para evitar el contagio entre quienes participan en el proceso de evaluación. Esto ha significado la suspensión, desde el 20 de marzo, de los procesos que incluyen participación ciudadana y la prórroga de la entrega de respuestas a consultas de los organismos públicos, situación que trae aparejado más demoras a los trámites.
Estas son las principales conclusiones de un informe económico coyuntural, elaborado por el Departamento de Estudios de la CORPROA, presentado vía on line, que mostró los principales impactos económicos, los cambios en la composición del trabajo, el potencial para generar empleo de los proyectos de inversión detenidos en el SEA y la opinión de sus socios frente a la coyuntura.
La muestra evidenció, en el caso de Atacama, que en el período de crecimiento del PIB nacional más austero (entre 2014 y 2017) el PIB regional presentó variaciones negativas -a excepción de 2016 producto del gasto post aluvión- e incluso, cuando en 2018, el crecimiento del PIB de Chile recuperó vigor, la región volvió a presentar cifras negativas (-3,2%).
En lo que se refiere al sector minero, pese a remontar en 2015, la actividad minera en Atacama registró tres años consecutivos de contracción. En tanto las exportaciones mineras han tenido dos años seguidos de decrecimiento, siendo el 2019 la peor baja de la década con una variación de -17,0% anual.

Estallido social y crisis sanitaria
En tanto, el efecto específico de la crisis social y sanitaria en el mercado laboral regional ha evidenciado que cuando comenzó el estallido social, la cantidad de desocupados superó las 15 mil personas y la tasa de desocupación rozó el 10%, valores históricos para ese período. En cuanto al trimestre enero – marzo de 2020, el cual presenta los primeros indicios de los efectos de la pandemia, se agrega una notable caída de la tasa de ocupación regional, lo que implica que pese a existir una cantidad menor de personas activas en la fuerza de trabajo, la población no logra ocuparse.

Encuesta a empresas
Estas cifras se complementan con los resultados de la encuesta “Levantamiento de información sobre el estado de empresas por crisis sanitaria”, realizada a las empresas socias de CORPROA (72% Pymes y 28% grandes) aplicada entre las primera y segunda semana del mes de mayo de 2020.
Es así como el 56% de las empresas presenta un nivel de operatividad inferior al 75% de su capacidad. Y aunque gran parte de las empresas mantiene sus operaciones, el impacto de la crisis no ha sido menor: el 64% de los encuestados señala que el impacto económico derivado de esta contingencia va desde los $10 millones a más de $50 millones.
Los planes futuros también se han visto mermados: sólo el 8% de las empresas consultadas mantendrán sus planes de inversión previos a la emergencia y, por otra parte, el 88% ha cambiado sus planes, ya sea desistiendo de realizar inversiones o ajustándola a su actual condición financiera y de demanda.
Las dificultades para mantener los puestos de trabajo también se evidencian. El 52% ha debido realizar al menos una desvinculación, el 4% más de 50 personas, y en las próximas semanas, el 52% volverá a evaluar la necesidad de efectuar despidos.
El estudio sugiere que el impulso a la inversión es más necesario que nunca en la región. Por ejemplo, los proyectos que a la fecha se encuentran en etapa de calificación pueden generar más de 5 mil puestos de trabajo en sus etapas de construcción y más de 3 mil en las de operación.
No obstante, pese a ser evidente el beneficio de estas inversiones y la resolución del SEA tiene carácter de transitorio, la duración de esta última podría llegar a extenderse por varios meses e inclusos años, esto implicaría modificar los planes y calendarios de inversión de las empresas o, en algunos casos, a desistir de ellos.
La suspensión de procesos -como la consulta ciudadana- ha resultado en que US$ 10.500 millones en inversión se encuentren paralizados en el SEA, cuatro proyectos mineros en Atacama y 24 obras de energía renovable no convencionales están en esta condición, según la propia entidad.
Esto ha implicado que diversos actores propongan como alternativa la implementación de instrumentos de comunicación remota y combinaciones de participación presencial y online para dar continuidad a los proyectos en evaluación.
De acuerdo a datos obtenidos del SEA en la Región de Atacama, a mayo de 2020, existen 32 iniciativas de inversión en etapa de “en calificación” y aunque no todas ellas han llegado a las etapas de consultas, las dificultades que hoy enfrenta el SEA, los servicios públicos y las comunidades, añaden incertidumbre respecto de los plazos de calificación de los proyectos.
El análisis muestra que tal teatro de operaciones podría implicar un disuasivo para las empresas que componen la cartera de proyectos de inversión para el quinquenio 2020 – 2024, conjunto de iniciativas que, de acuerdo al Catastro de Proyectos de Inversión Privados y Públicos del primer trimestre de 2020 elaborado por la Corporación de Bienes de Capital, suponen para la Región una inyección de US$9.651 millones.
“Es claro que la situación económica no es favorable y que las crisis social y sanitaria traen una interminable lista de dificultades. A pesar del esfuerzo de las mineras para alentar el distanciamiento, esto ha significado que los proyectos se hayan ralentizado o suspendidos hasta nuevo aviso. Es clave mejorar los procesos de evaluación ambiental que, sin dejar de velar que los proyectos cumplan con la normativa ambiental y las buenas prácticas, favorezcan la materialización de inversión, facilitando procesos y acortando plazos”, sostuvo Daniel Llorente, presidente de CORPROA.
En esta línea, las iniciativas de inversión en Atacama que esperan completar su evaluación ambiental es de 32 proyectos y bordea los US$2.400 millones con requerimientos de mano de obras por más de 8.500 puestos de trabajo.
“Resulta crucial entonces que la evaluación ambiental continúe y las empresas puedan responder a los requerimientos que de ella provengan, esto considerando la necesidad que tiene la Región de Atacama de dar un nuevo impulso a su economía que permita dar condiciones dignas de trabajo y mayor calidad de vida a sus habitantes”, agregó Llorente.
Para Patrick McNab, gerente de Sustentabilidad Compañía Minera del Pacífico (CMP), “el estudio de CORPROA refleja una realidad que no podemos ignorar. El esfuerzo de las empresas por dar continuidad operacional que, en el caso de CMP, ha significado adoptar múltiples tareas sanitarias para funcionar con el debido resguardo en todas sus faenas, debe también tener una correspondencia en materia de evaluación ambiental. Creemos que es posible, y hoy se hace aún más necesario, velar por el cumplimiento estricto de la normativa ambiental y, a la vez, actuar con la agilidad que se requiere en la Región de Atacama para que sus empresas sigan adelante con lo que tienen y también puedan concretar nuevos proyectos”.
Finalmente, Phil Brumit, presidente Distrito Candelaria – Lundin Mining, sostuvo que “vemos con preocupación como esta emergencia de salud está causando el aplazamiento de importantes proyectos de inversión en Atacama, lo que resulta en una caída en la creación de empleo y un aumento en la tasa de desempleo. Son tiempos muy difíciles en los que tendremos que hacer todo lo posible para mantener la continuidad operacional. Sabemos que pasarán varios meses o un año antes de que la actividad económica vuelva a cierta normalidad, por eso creemos que hoy el papel de las autoridades es clave para generar las condiciones que permitan que la economía se reactive, incluida la del sector de la minería. El desarrollo de proyectos mineros, que ahora están en espera, generará empleos y la necesidad de suministros y servicios que fundamentalmente deberían beneficiar a trabajadores y proveedores locales”.

Hace unos días, la Corporación Nacional del Cobre (Codelco) anunció que permitirá a sus contratistas reemplazar sus boletas de garantía por sistemas de seguro, como una manera de apoyar a las empresas de menor tamaño en medio de la pandemia por Coronavirus que afecta a Chile y al mundo.

La medida fue valorada por diversos actores de la industria. De hecho, el propio ministro de Minería Baldo Prokurica, tras destacar la decisión, instó a las demás empresas sectoriales a imitar la acción impulsada por la cuprera estatal.

Para el secretario de Estado, “es muy importante que este tipo de medidas se implementen por otras empresas de la industria para hacer posible que la minería siga funcionando y para que los trabajadores y colaboradores del sector no sufran las consecuencias que está dejando esta pandemia”.

En esta línea, el presidente de la Corporación para el Desarrollo de la Región de Atacama (CORPROA) Daniel Llorente, se sumó al llamado del ministro advirtiendo que “es fundamental que las empresas más pequeñas, con menos recursos para enfrentar los problemas derivados del Covid-19, sobre todo en el resguardo de la vida y salud de sus trabajadores, tengan más opciones para seguir adelante y superar los problemas de toda índole que están viviendo”.

El líder gremial agregó que “la opción de que puedan reemplazar sus boletas de garantía por sistemas de seguros, es una buena alternativa, pues permitiría reutilizar esos recursos -que están actualmente paralizados- y que tienen saturada la capacidad de crédito de los contratistas”.

Prokurica, por su parte, añadió que “la minería será extraordinariamente importante, como lo ha planteado el Presidente Piñera, para el periodo pos pandemia, ante el aumento de la cesantía y de las oportunidades para la gente. Creo que, una vez más, la minería no le va a fallar a Chile, pero para que no falle hay que darle una mano a los proveedores, a los contratistas y a sus trabajadores para que estén de pie”.

El instrumento de Corfo,que será implementado por Corproa, tendrá cobertura en las comunas deVallenar, Freirina, Huasco y Alto del Carmen.

 

Un trabajo conjunto entre Corfo y Corproa  -como Agente Operador Intermediario- busca apoyar a las pequeñas y medianas empresas de la Provincia del Huasco. Se trata del programa Acelera Huasco, mecanismo que pretende agilizarel crecimiento de las pymes que cuenten con el potencial de escalar y que pertenezcan a las cuatro comunas de la provincia, gracias a la articulación de redes de apoyo e integración entre actores públicos y privados.

 

Se estima que serán másde 200 empresas las que se verán beneficiadas gracias a este programa, por medio del mejoramiento de la competitividad y sostenibilidad, fomentando la agregación y retención de valor.En resumen, Acelera Huasco busca entregar apoyo técnico como asesorías, capacitación, mentoría, coaching de negocios, integración a programas de financiamiento, entre otros, para que empresas de la provincia puedan acelerar su crecimiento. Además,se espera lograr un número promedio de 25 empresas que puedan desarrollar un plan de aceleración de alto impacto, lo cual será clave para su consolidación y desarrollo en el mediano y largo plazo y, por consiguiente, tendrá una positiva consecuencia en la generación de empleo.

 

“El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera ha impulsado una serie de acciones destinadas a fortalecer el fomento productivo en nuestro valle del Huasco, y hoy más que nunca, nuestras empresas requieren de apoyo para fortalecer sus negocios y así hacer frente a los desafíos que impone esta pandemia. Es por ello, que impulsaremos con fuerza este programa para lograr avanzar y que la economía de nuestra provincia pueda salir adelante”, expresó la Gobernadora de la Provincia del Huasco, Nelly Galeb.

 

Tanto Corfo como Corproa asumen el desafío de apoyar y coordinar una articulación de la Red de Fomento Provincial, junto a los cuatro municipios de la provincia, la Gobernación Provincial, el Gobierno Regional de Atacama y diversos servicios públicos tales como Sercotec, Indap, Fosis, Sernapesca, Sernatur y el Centro de Desarrollo de Negocios de Vallenar, entre otros. Esta red será liderada por el Seremi de Economía Fomento y Turismo de la Región de Atacama, Manuel Nanjarí Contreras.

 

“Con este programa buscamosampliar la base del tejido productivo empresarial, a través del incremento de la competitividad y sostenibilidad de las empresas de la región de Atacama, principalmente en lugares y/o sectores alejados, los que requieren de nuestro apoyo e impulso. Esta iniciativa fue presentada a la Red de Fomento de la Provincia, antes del inicio de esta pandemia y ahora en estos difíciles momentos cobra aún más urgencia su puesta en marcha, puesto que, las empresas locales ahora más que nunca requieren de la mano amiga del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, y de esta manera respaldar, y apoyar la reactivación económica del clúster microempresarial y contribuir para mejorar la calidad de vida de los emprendedores en esta crisis sanitaria ”, declaró el Seremi de Economía.

 

En tanto, la directora regional de Corfo, Silvia Zuleta, explicó que “a través de esta iniciativa queremos aportar al crecimiento de las empresas que, teniendo el potencial de crecer, no lo han podido hacer por estar alejadas de los polos de desarrollo. Este programa tiene en su espíritu llegar directamente a las pymes con asistencia y acompañamiento directo, llevando las herramientas necesarias que les permita hacer crecersus negocios y mantenerse en el tiempo. Una necesidad que hoy cobra una mayor urgencia”.

 

En tanto, el Presidente de Corproa Daniel Llorente, destacó que “el Acelera, donde nuestra Corporación, como operador de Corfo, será parte activa, es un programa de gran utilidad e impulso para cerca de 200 empresas de la Provincia del Huasco que los acompañará por 12 meses. Creemos que esta iniciativa de Corfo está en la línea de preparar a los emprendedores para lo que son los nuevos negocios y los nuevos tiempos para hacer empresa”.

Además, agregó que se invitará a participar de esta red a representantes de la banca local, cooperativas de ahorro y crédito y otras instancias de financiamiento (público y privado) para acercar las fuentes de obtención de recursos.

 

Finalmente, cabe mencionar que el programa constará de tres etapas, integrando un trabajo colaborativo desde la oficina provincial de Corproa en Vallenar y la asistencia individual de cada empresario o empresaria participante del Acelera Huasco, para lo cual se está planificando el desarrollo de las acciones a ejecutar bajo todos los protocolos de seguridad que la contingencia sanitaria así lo requiere.

Antecedentes Generales

Por lo acontecido en la Región de Atacama, aluviones de enero de 2020, la actividad económica de la provincia de Chañaral y Copiapó, comienza a recuperar el ritmo a través de sus empresarios y emprendedores que no obstante, haber resultado afectados en sus instalaciones, condiciones de mercado, baja en la demanda de sus servicios entre otros efectos, ven en la renovación y mejora de sus herramientas de trabajo y el fortalecimiento de sus competencias,  la  oportunidad de  consolidar esta recuperación.

Esta situación es la que identifica a un grupo de empresarios especialmente, de diversos rubros de ambas provincias.

Los empresarios postulantes considerados en este programa, requieren recuperar su capacidad productiva ya sea potenciando su infraestructura y equipamiento, siendo más eficientes y más competitivos con menores costos por reparación y mantención de sus vehículos, equipos más productivos, que cumplan con los requerimientos de sus clientes y/o sean más eficientes (mayor relación producción vs. costos).

Los beneficiarios son empresarios de la provincia de Chañaral y Copiapó. Todos dueños de sus empresas y que han retomado las actividades por sus propios medios, continuando con la atención a sus clientes, recuperando infraestructura y equipos, buscando y retomando contratos, diversificando y/o complementando sus actividades.

El foco del proyecto busca fortalecer las competencias de los beneficiarios en la debilidad más frecuentemente, detectada en el sector, la gestión del negocio.

Adicionalmente, se apoyará rehabilitación y mejoras en infraestructura y equipos utilizados en la actividad económica de cada uno, orientada principalmente, a cumplir con lo requerido por sus clientes y mercado.

 

Para conocer los términos de referencia haga clic aquí

 

Antecedentes Generales

Por lo acontecido en la Región de Atacama, aluviones de enero de 2020, la actividad económica de la provincia del Huasco, comuna de Alto del Carmen, comienza a recuperar el ritmo a través de sus empresarios y emprendedores que no obstante, haber resultado afectados en sus instalaciones, condiciones de mercado, baja en la demanda de sus servicios entre otros efectos, ven en la renovación y mejora de sus herramientas de trabajo y el fortalecimiento de sus competencias,  la  oportunidad de  consolidar esta recuperación.

Esta situación es la que identifica a un grupo de empresarios especialmente, de diversos rubros de la provincia del Huasco.

Las empresas pequeñas son por excelencia un motor de reactivación, genera movimiento en otros rubros de la economía como el comercio, alimentación, alojamiento, entre otros.

Los empresarios postulantes considerados en este programa, requieren recuperar su capacidad productiva ya sea potenciando su infraestructura y equipamiento, siendo más eficientes y más competitivos con menores costos por reparación y mantención de sus vehículos, equipos más productivos, que cumplan con los requerimientos de sus clientes y/o sean más eficientes (mayor relación producción vs. costos).

Los beneficiarios son empresarios de la provincia del Huasco. Todos dueños de sus empresas y que han retomado las actividades por sus propios medios, continuando con la atención a sus clientes, recuperando infraestructura y equipos, buscando y retomando contratos, diversificando y/o complementando sus actividades.

El foco del proyecto busca fortalecer las competencias de los beneficiarios en la debilidad más frecuentemente, detectada en el sector, la gestión del negocio.

Adicionalmente, se apoyará rehabilitación y mejoras en infraestructura y equipos utilizados en la actividad económica de cada uno, orientada principalmente, a cumplir con lo requerido por sus clientes y mercado.

 

Para conocer los Términos de Referencia haga clic aquí

Con más de 50 personas conectadas de manera remota, la CORPROA realizó la quinta videoconferencia –en el marco de la pandemia provocada por el COVID-19- destinada a entregar herramientas y conocimientos tanto como a sus socios y la comunidad en general. El tema tratado en esta oportunidad no solo hizo viajar a los participantes hasta 1834 cuando el científico británico Charles Darwin visitó nuestra región, sino que también profundizó en el potencial que el patrimonio paleontológico y la historia natural de Atacama ofrece como opción de desarrollo económico, social y cultural.

La presentación estuvo a cargo del gerente general de la Corporación de Investigación y Avance de la Paleontología e Historia Natural de Atacama, Pablo Quilodrán, quien sostuvo que “esto es posible, porque tenemos una riqueza paleontológica inigualable que no se compara con ningún otro sector del país y con características que la distinguen a nivel mundial tanto en la riqueza, diversidad y, sobre todo, en la conservación de lo que quedo plasmado en las rocas”.

El experto agregó que “a partir de esto, proponemos transformar a la región de Atacama en un laboratorio natural donde se haga investigación científica que entregue y empuje el desarrollo de distintas industrias, principalmente el turismo, y también los servicios como la hotelería, restoranes y todo lo tiene que ver con la industria creativa asociada a un museo y exposiciones de alta calidad  y la educación, pues tenemos el potencial para convertirnos en un polo de desarrollo de las ciencias en el área dentro de Chile a todo nivel”.

Para Quilodrán, “es el momento que Atacama tome el desafío de hacerse cargo. Hasta ahora hemos encontrado a punta del iceberg, pero si hacemos más investigación y de manera sistemática vamos a encontrar grandes hallazgos, por lo pronto me atrevería a profetizar un dinosaurio bastante completo al interior de Copiapó, restos en Bahía Inglesa de ballenas o tiburones extintos, pero además de la paleontología, están los hallazgos que han hecho los geólogos que han encontrado evidencias de antiguos mega tsunamis o mega terremotos o elementos que están encontrando los micro biólogos que estudiando las lagunas Alto Andinas, han encontrado bacterias que llevan existiendo miles de millones de años”.

La Corporación Paleontológica es una institución de derecho privado, sin fines de lucro, creada por el Core en asociación con entidades privadas que busca proyectar a la región como un epicentro o un referente del quehacer paleontológico, científico y turísticos para potenciar este laboratorio natural. Está integrada por una asamblea de socios y dirigida por un directorio de nueve miembros liderada por el Intendente de Atacama y la CORPROA es miembro.

Para Patricio Urquieta, Intendente de Atacama, “la experiencia y los esfuerzos que está realizando el gobierno a través de la Corporación Paleontológica es reunir a un conjunto de organizaciones públicas y privadas que están interesadas en que esto se convierta en una nueva oportunidad para Atacama”.

Añadió que “han sido muchos años de esfuerzo por posicionar a Atacama como un polo turístico, por desarrollar actividades económicas en torno a bellezas naturales y ser protagonista de la matriz productiva, lamentablemente aún no hemos podido dar el salto que nos identifique, hoy estamos frente a una iniciativa que se construye en base a la convicción del gobierno de que, si somos capaces de revertir esos esfuerzos infructuosos, nos volveremos protagonistas de los desafíos del mundo moderno y que puede despertar el interés por la ciencia de las nuevas generaciones”.

Finalmente, Daniel Llorente, presidente de CORPROA, sostuvo que “Atacama es una región maravillosa que esconde muchos secretos y entre ellos, uno de los más impresionantes es el recurso paleontológico que tenemos. Existen esfuerzos por ponerlo en valor que claramente es un elemento de desarrollo para la región, si bien es un terreno aún desconocido, seguiremos trabajando para potenciar este recurso increíble”.

Con récord de participantes, conectados de manera remota, se realizó la tercera conferencia on line, en el marco del ciclo de presentaciones organizado por CORPROA para sus socios y la comunidad. El turno esta vez fue para el presidente de la Multigremial Nacional, Juan Pablo Swett, que expuso sobre el “Impacto del Coronavirus en las Mipymes”.

 

El líder gremial hizo un pequeño repaso a la historia de la asociación, entidad que dio sus primeros pasos en 2014 y que en la actualidad reúne a 12 gremios de todo el país. “Buscamos conseguir mejoras en las políticas públicas, avanzando en la descentralización, optimizando el gasto fiscal y posicionando el valor de los emprendedores”, destacó.

 

Más en detalle, Swett detalló a la audiencia virtual, los impactos del Covid-19 no solo en la salud humana, sino que también en la economía de los países.

 

“El impacto de la crisis es enorme, la economía chilena puede dejar de producir hasta US$ 15 mil millones solo en servicios, situación que puede ser peor. En ese escenario surgen los problemas de las MiPymes, donde la liquidez y la caja es clave, el foco está puesto en asegurar sueldos, tener capital de trabajo y recursos para cubrir gastos menores”, sostuvo al tiempo que valoró los proyectos impulsados por el gobierno y que apuntan justamente a inyectar liquidez a las empresas.

 

En esa línea, el presidente de la Multigremial Nacional destacó el proyecto de ley que fortalece el Fondo con Garantías para pequeños Empresarios (Fogape), aprobado por la Cámara Baja la medianoche de este jueves y que en lo medular contempla aumentar en US$ 3.000 millones el fondo y permite que los bancos puedan otorgar una “línea de crédito Covid-19” para capital de trabajo por hasta US$ 24 millones y flexibiliza los requisitos para acceder a estas líneas de créditos.

 

Sin embargo, el economista dijo que “unas 400 a 500 mil empresas podrían acceder, pero otras 500 a 600 no son sujetas de créditos y no tienen cuenta corriente, entonces cómo se resuelve eso está aún por verse. La clave es cómo llegamos a esas MiPymes, para ellos hay que actuar unidos: banca gremios y empresas, junto al rol esencial de otras entidades financieras como factoring, Corfo, Sercotec, Leasing o el Fogain».

 

Para el dirigente, “si no somos capaces de poner estos US$ 24 mil millones antes del 15 de mayo habrá un problema mayor, donde podrían quebrar 25 a 30 mil MiPymes y perder cerca de 250 mil puestos de trabajo”

 

Posteriormente el presidente de CORPROA y de la Multigremial de Atacama, Daniel Llorente, sostuvo que “en estos tiempos difíciles, estamos obligados a buscar la manera de seguir creciendo y estar enterados de lo qué pasa, en este caso, de la protección de las personas y luego del funcionamiento de la actividad económica, para que no tengamos un problema superior al actual.

Llorente agregó que “colaboramos con la Multigremial y el gobierno para ver cómo se complementa este paquete de medidas y cómo las empresas de Atacama podemos acceder a estos beneficios, tomando en cuenta que venimos complicados hace años.

En la conferencia también participaron el Intendente de Atacama, Patricio Urquieta, y diversos seremis del área económica y social.

Todas las postulaciones se hacen exclusivamente a través del sitio web de la minera.

Comprometidos con la inclusión y diversidad, Compañía Minera Kinross hace un llamado a las mujeres de Atacama para que participen en el proceso de reclutamiento para la fase 7 del proyecto La Coipa que en febrero de este año anunció su reapertura.

Las posiciones abarcan desde las áreas productivas hasta las de soporte en turnos 4×3 y 7×7, las interesadas en participar de los procesos de reclutamiento y selección deben revisar las vacantes disponibles en la página web de la minera enwww.kinrosschile.clingresando al link “trabaja con nosotros”.

“Como Kinross invitamos a las mujeres atacameñas a aprovechar la oportunidad de participar en este proceso, que abre posibilidades para el desarrollo de las familias de Atacama al formar parte de una empresa minera que tiene un importantecompromiso con el desarrollo en la región”, expresó Rolando Cubillos, Vicepresidente y Gerente General de Kinross Chile.

Cabe destacar que todas las postulaciones a las diferentes vacantes ya se encuentran publicadas y que se irán actualizando periódicamente de acuerdo a las necesidades del proyecto, siendo el portal digital la única vía de postulación a cualquier cargo que esté disponible.